Una de las pruebas de triatlón más exigentes de Europa.

En esta dura prueba se somete a los atletas a unas condiciones extremas, no apta para cualquier deportista. Las condiciones climáticas, a pesar de que la prueba se hace en agosto, pueden favorecer la retirada de muchos triatletas. Todo un año de sacrificios para tener que abandonar por las condiciones climáticas. Estas no han podido con David González, un deportista tinerfeño que, a pesar de haber participado con una lesión en su hombro derecho, ha sido capaz de llegar a la meta y ha obtenido una clasificación del puesto nº 12. De 102 participantes, tan solo llegaron a meta 27.

WhatsApp Image 2018-10-05 at 20.25.51

Deja un comentario