4 trucos mentales para correr más

Correr es un deporte mental”. ¡Estamos todos locos!’

Esta frase, que a lo mejor ya habrás visto en la camiseta de algún runner, tiene el objetivo de ser una cita divertida, pero, sin duda, la primera parte es muy cierta.

Como todos los deportes de resistencia, es importante la preparación física, así como la mental, para poder superar los momentos más difíciles.

Ya sea corriendo un trail de montaña, haciendo una maratón o simplemente entrenando, es probable que hayas tenido momentos en los que pensabas que no podías aguantar más.

En estos casos es posible que tu cuerpo necesite un aporte calórico o mineral, pero, en otros momentos, será tu mente la que querrá detenerte, probablemente cansada por los largos tiempos de actividad. Por esta razón es importante entrenar y cuidar nuestra mente tanto como nuestro cuerpo.

Aquí te dejamos 4 trucos que hemos seleccionado después de estar en contacto durante años con deportistas de resistencia, así que… ¡empezamos!

  1. Crea tu propio mantra.

Elige una breve frase motivadora que realmente te entusiasme y repítela en voz alta.

En situaciones de cansancio o dificultad, repite el mantra para mantener tus pensamientos en estado positivo y no caer en el engaño de tu mente que podría decirte ‘Parar’. Algunos ejemplos de mantras positivos serían ‘No te detengas!’ o ¡Sigue así, tu puedes con esto! ,…

  1. Piensa en las personas que más quieres.

Pensar en las personas que queremos y en momentos que hemos vivido con ellos nos transmite fuerza para seguir empujando aún más.

A lo largo de la cuarentena hicimos muchos ‘directos’ en Instagram con atletas y muchos coincidieron en este punto.

  1. Cuenta tus pasos o zancadas.

Puede parecer algo raro, pero este truco nos puede venir bien para concentrar a la mente con otras tareas. Especialmente cuando realizamos entrenamientos muy largos, de muchas horas, esta técnica va a hacer que distraigas tu mente de pensamientos negativos y además, que te motives a llegar a un número. Te aconsejamos ir poniéndote objetivos, como 1.000, 5.000, etc.

  1. Divide tu carrera o entrenamiento y alcanza objetivos.

Una buena estrategia para sentirse motivado es dividir nuestro objetivo final en pequeños objetivos. Por ejemplo, si nuestro entrenamiento es de 20 km podemos ponernos dos objetivos de 10 km o cuatro objetivos de 5km. De esta manera, tendremos un pequeño objetivo que cumplir hasta llegar al objetivo final, lo que nos ayudará a mantenernos concentrados y más motivados al ir consiguiendo los objetivos.

Esperamos que algunos de estos trucos te puedan resultar útiles para poder ayudarte a conseguir mejores resultados, sabiendo cómo actuar cuando nuestra mente nos dice parar.

Recuerda que, además de estar preparado mentalmente, tienes que mantener una buena preparación física, una alimentación saludable y la suplementación correcta para afrontar de la mejor manera tus pruebas.

Y tú, ¿tienes algún otro truco mental que utilizas?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad