Agua de mar para beber

Agua de mar para beber

¡Agua de mar para beber! Muchas personas todavía no saben que el agua de mar se puede beber. Tienen la creencia de que si la beben acabarán deshidratándose. Esto sería cierto si bebiesen una cantidad grande y además fuese directamente recogida de la playa. Sin pasar por ningún filtro de limpieza de micro-plásticos y otros microorganismos.

 

El agua de mar apta para beber debe pasar por distintos procesos de preparación. Esto se hace para que sanidad la apruebe y pueda ser distribuida y consumida por el ser humano. Como ya dijimos en otro artículo, el agua de nuestros océanos está bastante sucia. Su consumo podría provocar diarreas y otros problemas de salud.

Agua de mar para beber

¿El agua de mar se puede beber?

Aquí hay que matizar algo importante: no es lo mismo beber que tomar. Aunque, es cierto que, en algunos países de Latinoamérica se utiliza la palabra “tomar” como sinónimo de “beber”. Sin embargo, es importante matizar que, a la hora de consumir agua de mar, debe hacerse en pequeñas dosis. Es decir: tomarla, de a poco. Dándole el margen al cuerpo para que la asimile.

 

Se han dado casos muy conocidos en los que náufragos han sobrevivido después de varios días en el océano. Tomando agua de mar. La clave está en no beberla como si fuera agua mineral. El agua de mar es 4 veces más salada que nuestro cuerpo. Beberla en grandes cantidades sería tóxica para nuestro organismo.

 

En resumen: no. El agua de mar no se debe beber en grandes cantidades. Tampoco es necesario. Podemos consumirla tranquilamente y disfrutar de sus beneficios, siempre que la tomemos en dosis pequeñas. Es necesario que el agua esté debidamente tratada, es decir, micro-filtrada en frío para no eliminar los elementos prebióticos que contiene el agua de mar.

¿Cuál sería la dosis recomendada?

Aquí podemos diferenciar entre la dosis diaria recomendada y la cantidad adecuada para cada toma. Nosotros proponemos una dosis de 10 mililitros (ml) por toma. En un día, recomendamos un consumo de 1 a 4 sticks diarios. Por ejemplo, dos sticks de Aquon Hyper en ayunas, antes de empezar el día. Un stick después de comer y otro después de cenar. Esto para personas con un ritmo de vida tranquilo.

 

Para personas deportistas, recomendamos un uso mayor, sin abusar. Por ejemplo, algunos deportistas de alto rendimiento que consumen Aquon habitualmente. Y, aunque cada quién tiene su forma genuina de tomarlo, la mayoría coinciden en tomarse 1 stick de Aquon Hyper antes de empezar el entrenamiento y luego tomarse uno cada 45 minutos aproximadamente. Así el cuerpo va recuperando todos los minerales y electrolitos que va perdiendo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad